La brutal confesión de Matías Suárez después del brote de coronavirus en River

Todavía tiene tos y dolor de cabeza. Mucha tos, admitió Matías Suárez en una entrevista en Córdoba, donde está pasando los primeros días de vacaciones luego de que el plantel de River fuera licenciado hasta mediados de junio. La confesión del delantero es brutal: el partido contra Fluminense por la Copa Libertadores lo tuvo que jugar con tos y dolor de cabeza apenas un día después de haber recibido el alta de la infección Covid-19.

“Me queda mucha tos y mucho dolor de cabeza todavía. El médico nos dijo que con el tiempo se nos iba a pasar. Ni siquiera pudimos entrenarnos con nuestros compañeros, directamente volvimos a jugar con esta enfermedad”, expresó el cordobés en una nota conCadena 3. Además, se mostró en desacuerdo con la continuidad del fútbol en medio una pandemia que está generando una crisis sanitaria en la Argentina.

“En estos días lo pasé mal. Es una pena que se siga jugando, pero nosotros tenemos que dar la cara todos los días como si fuéramos robots que no podemos enfermarnos ni estar cansados. No estoy de acuerdo en jugar en esta situación porque se está muriendo mucha gente. Me ponía a pensar en la gente que ha muerto de esto y es muy complicado. Estamos en un tiempo muy difícil, y creo que el fútbol pasa a segunda plano. Igual, que diga esto no cambia nada”, agregó Suárez, que sigue transitando las secuelas de la enfermedad.

Suárez también hizo referencia a la muerte del chofer Gustavo Insúa, que trasladó al plantel de River en el viaje de regreso desde Barranquilla luego del partido por Copa Libertadores ante Junior, donde empezó el brote en el plantel.

“No teníamos mucha relación con él, pero hacía las cosas muy bien, nos repartía alcohol en gel, andaba con máscara para no contagiarse… Da mucha tristeza, nos pegó muy fuerte a todos. Y así como le pasó a ese señor le puede pasar a cualquier jugador porque somos todos personas”, declaró.

“Nosotros pensamos que los contagios se dieron en el avión cuando volvimos de Colombia porque estábamos los 20 que después dimos positivos”, explicó.

Marcelo Gallardo dijo que River “llegó con lo justo a la orilla” y Suárez admitió: “Veníamos muy cansados, sabíamos que la podíamos pasar mal y creo que fue justo que hayamos clasificado porque siempre dimos la cara. Gracias a Dios pudimos pasar como premio al esfuerzo. Lo que pasó con Enzo al arco mostró que es un grupo comprometido, con buena gente y que nunca baja los brazos”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.